5 etapas del duelo por muerte de un ser querido

Al día más de 150.000 personas mueren en el mundo. Solo en el 2020 se estima que aproximadamente más 3,82 millones de personas perdieron la vida a consecuencia del Covid-19, una enfermedad que ocasionó sufrimiento en muchas personas a nivel mundial.

Estos datos nos afirman que casi todos alguna vez pasamos por una etapa de duelo por muerte o la pasaremos. Con frecuencia, afrontar la pérdida de un ser querido o familiar es algo difícil de asimilar y mucho más de hablar.

Aunque hay 5 etapas del duelo que han sido identificadas por la psicología, cada persona asume el luto de manera distinta. Según expertos, no es algo que todos logran superar y ni siquiera existe un tiempo determinado para ello.

Más allá de los posibles escenarios que podamos atravesar mientras asimilamos la pérdida, el punto de partida siempre será entender y aceptar que ese ser especial ahora te acompaña desde otro lugar. 

La muerte y el dolor que ésta genera es algo natural de la vida. Para entender mejor las etapas del duelo, en este artículo informativo te explicaremos en qué consiste cada una de ellas y cómo afrontarlas, así que continúa leyendo y descubre cómo superar la muerte de un ser querido. 

5 etapas del duelo por muerte de un ser querido

En 1969 la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross diseñó y desarrolló la teoría de las 5 etapas del duelo, donde explica cómo se sienten las personas en las distintas fases del luto las cuales son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. 

  1. Negación:
    Tras la muerte de un ser querido las personas suelen negar la realidad y no aceptar la muerte. De esta manera, logran disminuir el dolor de la ausencia y aplazar el dolor por un corto periodo de tiempo.
    Puede parecer una actitud poco realista, sin embargo, es una forma de que el organismo cambie el estado de ánimo sin dañar por completo la estabilidad mental de la persona.Por lo general, la etapa de negación sucede por un estado de shock, cognitivo o embotamiento mental (aplanamiento de las emociones). Esta fase es imposible sostenerla por mucho tiempo ya que choca con la realidad.
  2. Ira
    Cuando llega el fin de la negación surgen sentimientos fuertes e incontrolables como lo es la frustración, impotencia e ira, ya que la persona no tiene forma de modificar la realidad en la que se encuentra de frente con la muerte de un ser amado.
    Durante esta etapa de enfado el individuo buscará un culpable con el cual canalizar sus sentimientos, por ejemplo, aunque haya muerto algún familiar por causas naturales, la persona culpará a los médicos que no lo trataron a tiempo y por esto ocurrió el deceso.Al saber que la muerte es irreversible y no hay solución, durante la etapa de la ira las personas pueden llegar a desquitarse con allegados. Este proceso solo puede ser superado cuando el estado mental se encuentre casi igual que antes de la pérdida, es decir, en calma sin sentimientos de odio.
  3. Negociación
    La etapa de negociación, al igual que la de negación, durante la muerte es momentánea ya que no encaja con la realidad que está sucediendo.
    Esta fase es sumamente agotadora debido a que la muerte no tiene solución, sin embargo, las personas creen que pueden vivir una ficción donde impiden lo sucedido y alivian su dolor imaginando que la vida de ese amigo o familiar ya no corre peligro.Incluso, hay quienes tratan de negociar con entidades “divinas” para tratar de revivir a esa persona o impedir la muerte de este.
  4. Depresión
    Cuando la persona comienza a asimilar que la pérdida es un hecho definitivo experimenta sentimientos de tristeza y desesperanza, los cuales le provocarán estados depresivos, aislamiento y falta de motivación para seguir adelante.
    En esta etapa muchos sienten que ya nada tiene sentido. Pero, esta fase es solo el comienzo de la etapa de aceptación donde entenderán que la muerte es parte natural de la vida.
  5. Aceptación
    Cuando alguien acepta la pérdida que se ha producido en su vida, comienza a vivir con ella pero ya no tiene ira ni tristeza sino calma en su mente a tal punto que vuelve a encontrar el sentido de la vida y a experimentar sensaciones de alegría y placer.
    Aceptar la muerte no significa que ya no importa que esa persona no esté en este plano. Aceptar la muerte de un ser querido significa que convives con el dolor y ausencia pero continúas con tu vida.

 

¿Cuánto dura cada etapa del duelo?

Cada etapa del duelo dura según la persona ya que, según expertos, no necesariamente se atraviesan todas las etapas ni en orden específico. No existe guion para afrontar la muerte de un ser querido, alguien puede superar en un año y otros ni siquiera logran aceptar la pérdida.

Ten en cuenta que el duelo puede adoptar muchas formas, por lo cual el sentimiento de pérdida se irá transformando de a poco. 

Lo ideal es aprender a vivir con la idea de que ese ser amado por más que no se encuentre físicamente, siempre estará junto a ti. Recuerda que no muere quien se va, muere quien se olvida.

Abrir chat
Hola! ¿Tienes inquietudes?
Hola Bienvenido a Kapital International!
¿Con quién tengo el gusto de hablar?
Tu carrito
  • El carrito se encuetra vacío.